Buscar
  • Nuria Val

Chapuzas políticas en la legislación

Actualizado: 23 de dic de 2018

Anunciar proyectos en cinco minutos, para ganarse el favor ciudadano a golpe de tuit, es un grave riesgo que repercute directamente en nuestras normas.


Congreso de los Diputados. Foto: Congreso

El Partido Popular registró este martes una enmienda a la Ley Orgánica del Poder Judicial para modificar el sistema de nombramiento del gobierno de los jueces. Su objetivo no es otro que garantizar la independencia del Poder Judicial. Sin embargo, el texto registrado copia la norma de 1980 donde incluye previsiones que se encuentran obsoletas desde hace años, como las audiencias territoriales y los juzgados de distrito. Un aspecto que se modificó cinco años después definiendo el actual papel de asociaciones judiciales y partidos políticos en los nombramientos.


El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Foto: Psoe.es

Los populares no han sido los únicos en caer en estos errores. Hace menos de un mes, el PSOE hizo algo parecido con el decreto sobre actos jurídicos documentados (la ley sobre las hipotecas). Buscaban mayor seguridad jurídica y con las prisas olvidaron incluir a las cajas rurales y las cooperativas de crédito. Este agujero en el decreto ley de las hipotecas afecta a miles de oficinas de cajas rurales y cooperativas de crédito que el lunes no saben a ciencia cierta si tienen que pagar o no el impuesto de actos jurídicos documentados, unos 3.500 euros de media por hipoteca.


Por un lado, la nueva regulación da una ventaja competitiva a éstos y por otro amenaza con reducir la recaudación. Hacienda ya ha solicitado cambiar de nuevo el decreto para incluirlos. El Ejecutivo olvidó que cajas rurales y cooperativas de crédito, que representan un 5% del mercado, están exentas de este impuesto desde 1990. Puede que este decreto no dure ni 24 horas con su redacción actual.


Valle de los Caídos. Foto: Patrimonionacional.es

El tercer ejemplo es el decreto ley para exhumar a Franco. En este caso, el fallo vendría a ser por falta de previsión. Cuando se abre un 'melón' tan grande como es la exhumación de Franco del Valle de los Caídos, lo mínimo que el Gobierno debería de prever son los escenarios posteriores y ofrecer diferentes alternativas a la familia.


El decreto ley no contempla sitio alguno donde trasladar los restos y el Ejecutivo de Pedro Sánchez se niega a enterrar al dictador en la catedral de la Almudena, el centro de Madrid. Fue esta falta de previsión lo que obligó a los socialistas, al frente del gobierno, a anunciar que cerrarían los espacios públicos donde se exalte a Franco como represalia si van los restos a la catedral. La tela de araña se enredó más cuando la fórmula para enmendar este agujero en el decreto es mediante la tramitación de enmiendas a la reforma de la Ley de Memoria Histórica.


El problema de Sánchez en este caso es que no tiene garantía alguna de que esas modificaciones vayan a salir adelante, depende de que PP y Ciudadanos permitan que el debate fluya con rapidez en el Congreso, y por el momento la respuesta ha sido el bloqueo. C's y PP no tienen prisa y hasta 2019 no se dará el cambio. Con esto cabe señalar que las decisiones tomadas en caliente por los políticos o la normativas de 'corta y pega' en un segundo para demostrar eficacia parlamentaria, pueden salirnos muy caras a los ciudadanos. En estos tiempos donde cada día se exige modificar la Constitución sin concretar el calado de la reforma, lo que la política necesita no es carisma sino conocimiento suficiente y miras a largo plazo.

23 vistas

© 2019 creado para Nuria Val

  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Icono social Instagram
  • Icono social LinkedIn